EL SALVADOR

1200px-Flag_of_El_Salvador.svg.png
1200px-Flag_of_El_Salvador.svg.png

Antecedentes y Contexto

El auge de las tecnologías de la información y comunicación y la ausencia de una autorregulación o regulación genera las condiciones para la creación de sitios web o cuentas en redes sociales que producen o reenvían información falsa, algunas veces con claras intenciones políticas, económicas o simple desconocimiento de la naturaleza del contenido digital y su impacto en las audiencias. 

Para el caso de El Salvador en la coyuntura electoral de febrero de 2019 se detectaron numerosas Fake News,  y perfiles de usuarios falsos (trolls) que se encargaron de deslegitimar a algunas figuras políticas. Estas redes generan contenidos falsos que incluso fueron retomados por algunos medios de comunicación tradicionales que carecen de mecanismos de verificación de información.

La falta de atención de este fenómeno desde un enfoque del derecho a la información y el ejercicio de la libertad de expresión conduce a una creciente distorsión de la realidad, desde la cual la ciudadanía construye su opinión y toma sus decisiones. Al no tener medios de comunicación fiables a los cuales recurrir crece la desconfianza de las audiencias. 

Si bien existen esfuerzos e iniciativas aisladas para la atención de este fenómeno, la ausencia de este debate y autorregulación en la sociedad que incorpore la participación activa de políticos, periodistas, medios de comunicación, ciudadanía y plataformas digitales ha dejado el camino abierto para la regulación punitiva de los fake media.

 

Reciente un grupo de diputados presentó una pieza de correspondencia que incorpora reformas a la Ley de Delitos Informáticos que consiste en penalizar de 4 a 8 años de cárcel, para quienes usen perfiles falsos en redes sociales, periódicos y revistas digitales sin personas responsables, poniendo en peligro el derecho a la libertad de expresión ante una aplicación discrecional de la ley. 

Por todo lo anterior es importante la creación de un mecanismo que contribuya a frenar la divulgación de noticias y contenidos falsos a través de la creación de sistemas de “fact checking”, el diseño de un sistema de certificación de contenidos periodísticos y acciones de sensibilización hacia las audiencias que permita fortalecer estándares periodísticos. Además de crear condiciones para un ecosistema de medios sanos y fuertes que beneficie la labor periodística, la actividad comercial, pública y comunitaria de la comunicación social. 

mauricio-cuellar-gLysUycgcF4-unsplash.jpg
jaime-alegria-DytP5rds-3s-unsplash.jpg
oswaldo-martinez-bK-SRSgPWz8-unsplash.jpg
oswaldo-martinez-W0ZYnYIhhDc-unsplash.jp
rodrigo-flores-T5qjs-63kqQ-unsplash.jpg

Contacto